El liberalismo es una doctrina que busca limitar la intervención del Estado en la vida económica, social y cultural
Queremos una sociedad de propietarios y no de proletarios
Con monopolios no hay libertad
Lo inherente al hombre es ser libre
Sepamos ser libres no siervos menguados
CELEBREMOS A LA PATRIA Miércoles 16 Septiembre 2015

A la memoria de mi Mentor, Dr. Rolando Zamora González (qdDg).

La Patria es el producto de la perseverancia. Se ha luchado contra dificultades, se han superado los escollos, y ahora, después de los éxitos como ejemplo, ante los Hermanos de América, de Democracia participativa y representativa,  se proyecta con el vigor propio de los hechos que surgen del tesón.  La Historia lo dice, la Historia lo afirma y lo demuestra, máxime cuando la paz de la Patria  ha sido amenazada. La Patria, la verdadera, es en la que se funden historia, tierra y hombre. Y estos ciudadanos –hombres y mujeres- siempre dicen ¡presente, aquí estamos!

Lo anterior lo comentamos por la sencilla razón de que en ocasión de las fiestas patrias somos proclives a la alharaca, los aspavientos el exhibicionismo. 

Y festejar a la Patria es algo diferente. 

La Patria no existe si  no existen las personas. Y si las personas no viven humanamente, la Patria es “deshumanizada”; si las personas tienen hambre,  la Patria  está con hambre. Y si las personas no tienen trabajo, la Patria está sin empleo; si las personas están enfermas, la Patria necesita medicinas; si las personas no tienen decoro, la Patria es indecorosa. 

Es decir, las fiestas patrias no pueden consistir en la fanfarria de bandas y banderas, sino en ofrecer lo mínimo para vivir como personas.

El educador es quien tiene la responsabilidad de enseñar el concepto de Patria. Los poetas lo han expresado en muchas formas bellas. Digámoslo aquí –hoy- de una forma realista: 

Patria es un conjunto de personas que necesitan vivir en plena satisfacción de las necesidades vitales. En este caso si se puede cantar con fervor:

“VIVAN SIEMPRE EL TRABAJO Y LA PAZ”

Cuando este trabajo no se garantiza por igual a todos, también hay que cantar con más fervor aun:

“SEPAMOS SER LIBRES, NO SIERVOS MENGUADOS”

Y hoy, cuando la Patria – la verdadera- está siendo amenazada, cantemos al unísono:

“CUANDO ALGUNO PRETENDA TU GLORIA MANCHAR, 

VERÁS A TU PUEBLO, VALIENTE Y VIRIL 

LA TOSCA HERRAMIENTA EN ARMA TROCAR”.

¡Celebremos, entonces, con orgullo, a la Patria!

¡Patria, Todos  los Días son Tu Día!

Eduardo López Tercero