El liberalismo es una doctrina que busca limitar la intervención del Estado en la vida económica, social y cultural
Queremos una sociedad de propietarios y no de proletarios
Con monopolios no hay libertad
Lo inherente al hombre es ser libre
Sepamos ser libres no siervos menguados

Nuestra Misión

Es una organización política de centro reformista que ha asumido la ideología de la libertad como el fundamento de su pensamiento y de sus propuestas políticas y en consecuencia, defiende, divulga y promueve las ideas y los valores del liberalismo.

Es el partido que expande los valores de la libertad, la democracia y el Estado liberal, la tolerancia, el pluralismo y la solidaridad entre las personas; defiende y fortalece los derechos, las libertades y la dignidad adherentes al ser humano; reconoce al Estado de Derecho como el medio efectivo para garantizar la convivencia social, la igualdad ante la ley, la seguridad jurídica, la defensa y la protección de la vida, la propiedad privada y los bienes de las personas; promueve, dentro de una economía de mercado, la igualdad y la libertad de acceso a las oportunidades que requieren las personas para convertirse en personas productivas y competitivas, ya sea para obtener buenos empleos o para emprender actividades económicas exitosas.

El combate a la pobreza la fundamenta en el compromiso y la responsabilidad personal de superarla a través del estímulo a la educación, al trabajo, a la inversión, a la generación de empleo y de empresas, a la generación de riqueza.

La prosperidad de las personas, además depende de una economía cuyo crecimiento sea sostenido y vigoroso y que proteja el poder adquisitivo de sus ingresos, es decir, que no los empobrezca todos los días, como ocurre en la actualidad.

Para ello, el ML cree en la libertad económica como la base de las políticas públicas en materia fiscal y monetaria entre otras, cuidando su compatibilidad con los requisitos que debe ofrecer la competitividad del país en un mundo globalizado.

Aspira a una sociedad de emprendedores y de propietarios. Uno de los principios más relevantes de la libertad es el derecho a elegir de las personas, por lo tanto, el ML promueve la apertura de los mercados a la libre competencia, tanto de bienes como de servicios, con reglas claras y sin más intervención del Estado que la necesaria para evitar distorsiones y abusos por parte de los actores económicos y comerciales contra los usuarios y los consumidores, por lo tanto, está en contra de los monopolios públicos y privados.

La política social no debe inspirarse en resentimientos sociales populistas ni en la ya superada confrontación de clases, sino, en la responsabilidad social de dirigir las inversiones a las personas vulnerables que realmente la requieran para superar las carencias que le impiden ejercer la libertad y acceder a las oportunidades y los beneficios del desarrollo. La ayuda social debe ser directa a los necesitados, eficiente en el logro de las metas, transparente en la rendición de cuentas y temporal para evitar el clientelismo y el parasitismo público.