El liberalismo es una doctrina que busca limitar la intervención del Estado en la vida económica, social y cultural
Queremos una sociedad de propietarios y no de proletarios
Con monopolios no hay libertad
Lo inherente al hombre es ser libre
Sepamos ser libres no siervos menguados

Nuestra Visión

Desde la perspectiva liberal, el ML tiene la mayor y más clara visión de las soluciones que necesitan los costarricenses para vivir en un país moderno, seguro y lleno de oportunidades.

Pretende construir las políticas públicas orientándolas hacia el beneficio de las personas, procurando la mayor calidad de los servicios públicos al menor costo posible, haciendo avanzar la libertad de elección.

Quiere menos Estado y más participación ciudadana, teniendo presente la responsabilidad y la capacidad de las personas para tomar sus propias decisiones en todo aquello que afecte su vida individual, familiar y comunal.

Desde ese ámbito el ML es el partido de la descentralización del poder hacia los niveles más cercanos al ciudadano. Aplicará el principio de la subsidiariedad, es decir, lo que las personas puedan resolver por sí mismas no lo va a resolver el Gobierno Municipal y el Gobierno Nacional.

Fortalecerá al Estado en sus funciones prioritarias pero fortalecerá las competencias y las funciones de los Gobiernos Municipales para que las respuestas a los problemas estén más cerca del ciudadano.

Siendo la persona el eje central de sus ideas y acciones políticas, al ML le interesa promover la libertad para que cada cual pueda auto realizar su propio proyecto de vida, emancipándolo de cualquier obstáculo o intervención ajena a su voluntad, mucho menos por la fuerza, sino que también, al partido le preocupa la recuperación de los valores que favorecen las buenas relaciones entre las personas.

Los valores que caracterizan el ser costarricense. Cabe destacar que el ejercicio de la libertad debe fundamentarse en el respeto de la libertad y los derechos de los demás y en la responsabilidad de asumir las consecuencias de las decisiones y de las acciones.

Pero no está demás, promover los principios de una buena crianza basada en el libre albedrío, cuyos modales contribuyan, en el ámbito social de las relaciones personales, a una convivencia pacífica y armoniosa.

Esto exige que recuperemos el espacio familiar como el ámbito natural para el desarrollo de estas cualidades personales y el ámbito escolar para la formación de los valores inspirados en la libertad individual responsable.

El ML está consciente de la existencia y de la amenaza de propuestas políticas que tienden a restringir las libertades y los derechos individuales como el socialismo populista de izquierda, el relativismo o el nacionalismo fundamentalista, en ese sentido el ML se convierte en la opción para neutralizar el avance de este tipo de ideas extremas que ponen en peligro la institucionalidad del país.